Edición Octubre

Edición Octubre

Podemos controlar las Emociones?

Ante varios casos de coachees cuyo objetivo es encontrar una forma de control sobre sus emociones, decidí tratar este tema. Es importante saber que hay emociones básicas o primarias y secundarias. Las básicas varían entre cuatro y siete, según los diversos autores de psicología. Emocionarse es una función psíquica y es motivo de estudio de diversas ciencias como la psicología, las neurociencias y dentro del coaching trabajamos todo el tiempo con ellas, ya que afloran a flor de piel en el coachee consultante.

Las emociones provocan un estado del cuerpo y una variación del mismo, según Spinoza. Reflejan el modo en que estamos en contacto con el mundo y una tendencia a actuar en una dirección determinada, según Vigotsky.

FACEBOOK TWITTER WHATSAPP

Las emociones en esencia, son la manera en que somos informados por la realidad y lo valioso es que tienen un valor tanto adaptativo como creativo. Por un lado, nos permiten adaptarnos a situaciones nuevas o retos y nos exigen ajustar nuestra realidad pero por otro lado, nos abren posibilidades de crear nuevas formas de actuar y pensar la vida en general.

Las benditas emociones, nos prepara para la acción, asimismo nos impulsa previamente a la reflexión y a la creación. Gracias a ellas, podemos transformar nuestra realidad al producir nuevos valores y sentidos. Sin las emociones nos sería imposible comprender lo que sucede en el mundo, no podríamos construir alternativas frente a los problemas y dificultades que se nos presentan en la vida.

Las emociones básicas son inevitables e involuntarias, aparecen sin que queramos. No podemos gestionar que nuestro organismo reaccione con alegría ante una buena noticia, con enojo si nos invaden o nos hacen daño, no podemos impedir estar con miedo ante una amenaza.

Las reacciones emocionales son normales, la cuestión es que las mismas no deberían tornarse patológicas o disfuncionales y es allí donde se recurre a tratamiento con coaching y terapéutico.

Las emociones serán disfuncionales y nos alterarán en nuestro Estar Siendo, cuando vivimos casi permanentemente en alguna de ellas, por ejemplo, resentidos, enojados, inseguros por todo y con todos.

Según Dr. Enrique Espinosa Cifuentes “La gestión de las emociones de las que hablamos en coaching, no tienen el objetivo de impedir que las emociones aparezcan cuando vivimos determinadas circunstancias, ni de transformar las emociones. No estamos en condiciones de controlar nuestra emocionalidad básica ni de manejarla a voluntad.  Y eso no quiere decir que seamos víctimas de las emociones, porque ellas no son victimarias; están en nuestra biología para ayudarnos a afrontar la vida de manera adecuada y salir airosos. Tienen la función de preservar nuestra vida y la de la especie humana.”

Debemos reconocer dos tipos de emociones fundamentales, las emociones positivas y las emociones negativas. Entre las emociones positivas principales están la gratitud, el amor, la alegría, la admiración, la satisfacción, la amabilidad, y entre las emociones negativas, nos encontramos con la tristeza, el miedo, la culpabilidad, el resentimiento, el estrés, angustia. Una no se separa de su opuesta pues viven juntas y aparaceran en cada ocasión que las movilice, que las despierte, por eso decimos que nos las controlamos voluntariamente. Las emociones no son ni buenas ni malas, pero sí son necesarias y se complementan en nuestro devenir.

Debemos considerar que las emociones funcionan como signos o indicadores, por ejemplo de que requerimos lograr un aprendizaje respecto a ciertos aspectos de la vida, o bien mejorar nuestra mirada observadora ante alguna alguna situación que nos atraviesa.

Por lo tanto, sugiero a todos que no traten de de controlar las emociones, sino de abrazarse en armonía con ellas. De la misma forma que un niño pequeño se vale del viento para manejar su barrilete logrando altura y vuelo, de la misma manera podemos aprender a servirnos de las emociones y utilizar su fuerza sin necesidad de dominarlas o aplacarlas.

Con ellas por un lado, nos adaptamos a experiencias nuevas que nos presentan retos y exigen ajustes en nuestra manera de percibir la realidad, y también nos permiten crear nuevas formas de actuar y pensar frente a situaciones de la vida en general.

Si en la actualidad, te afecta alguno de estos comportamientos o signos, es muy probable que estés atrapado en una mala gestión de  las emociones. Algunas situaciones que pueden indicarte, que debes trabajar y consultar al respecto.

  • Pensar constantemente en sucesos dolorosos
  • Planear vengar a alguien
  • Evitar familia y amigos
  • Pensar constantemente que no hay cosas buenas para vos a futuro.
  • Tener explosiones de ira
  • Estar efectado por alcohol o drogas
  • Presentar problemas como ansiedad, depresión y otras condiciones
  • Incapacidad de disfrutar el presente

También podes consultar por sesiones individuales online de coaching y/o consultoría. Las posibilidades son amplias y variadas!! Sólo envíanos tu consulta al : info@mariaestherantezana.com Wtspp: 1141800953

Coaching Ontológico Corporal y Emocional

El coaching ontológico corporal y emocional es una novedosa práctica profesional, crecientemente solicitada por personas, empresas e instituciones que buscan alcanzar logros significativos en su vida personal y profesional. Su misión es que las personas lleguen a la transformación personal, el desarrollo profesional y la expansión laboral.

Su visión es intervenir con estrategias efectivas para que la gente desafíe sus conflictos y molestias personales, familiares, educacionales y laborales y expandan su potencial corporal, emocional, conversacional y espiritual.

El Coaching Ontológico Corporal y Emocional desarrolla la actitud y la aptitud para generar nuevas ideas, para crear nuevas posibilidades, para descubrir nuevos significados, para inventar nuevos caminos, para encontrar nuevas conexiones, ya sea en el nivel individual o en el social.

Es poder “soltar” lo seguro-conocido, para iniciar un “viaje” a la región de lo “aún no explorado”, para atreverse a diseñar un por-venir acorde a nuestras inquietudes; todo eso trabajando con dinámicas corporales y dejando aflorar la emoción y por ende, la problemática no resuelta que aflorará a luz para brindar paz.

En definitiva, el coaching ontológico corporal y emocional es una disciplina que busca acompañar a los consultantes desde un estado presente hasta un estado futuro de superación, ayudándole a encontrar su propio camino al éxito.

También trabajamos la comunicación atractiva, lenguaje verbal y no verbal, poder personal y te ayudaré a distinguir qué aspectos necesitas mejorar; llevándote herramientas, prácticas sobre qué mejorar y cómo lograrlo.

En Coaching y Gestión del Talento, utilizamos estas técnicas en diferentes áreas con necesidad de mejora, como ser la Carrera Profesional e Inserción Laboral, las relaciones personales y familiares, los conflictos en Directorios Empresarios, en Empresas y grupos o simplemente a nivel individual.

Envíanos tus dudas o consultas al : info@mariaestherantezana.com

Wtspp: 1141800953