Edición Mayo

Edición Mayo

En el mes del trabajo con Gaby quisimos hablar y compartir nuestra experiencia de trabajar en ONGs con y para otros desarrollando nuestra profesión con la libertad y creatividad que nos permiten estas instituciones.

Asimismo, a sumarse en acciones aquellos que lo desean, de eso y mucho más hablaremos el 23/5. Los esperamos ese día en  @mujeresamnypdelsur
FACEBOOK TWITTER WHATSAPP

Edición MayoQuiero compartir la entrevista en el Programa radial “Aire Fresco” donde hablé de Ghosting, una problemática actual que aprovecha el anonimato y la liviandad de la virtualidad, produciendo en aquellos que lo sufren, un extraño malestar y sensación de culpa.

Agradezco a la Asociación de Mujeres de Negocios y Profesionales del Sur y a su Presidenta Stella Fandiño por su interés y la invitación para hablar de un tema tan actual.

Los espero para conversar sobre este tema y muchos más en todas mis redes.

VER VIDEO

 

Edición MayoEl Día Internacional de los Trabajadores o también conocido como el Día del Trabajo se celebra el primero de mayo, para conmemorar a nivel mundial al movimiento obrero y la fuerza laboral, como movimiento reivindicativo de diferentes causas relacionadas con el trabajo.  Hace poco más de cien años, las fábricas eran centros de trabajo en los cuales trabajaban por igual hombres, mujeres, ancianos y niños, con jornadas de más de 12 horas diarias. Esta extenuante jornada laboral no daba opción a las personas de recuperarse, descansar ni disfrutar de tiempo de ocio.

Mucho tuvieron que luchar los trabajadores durante años para conseguir establecer la jornada laboral de ocho horas, incluso a costa de sus propias vidas. Actualmente, el Día de los Trabajadores se ha convertido en una efeméride festiva, pero no hay que olvidar que esta fecha rinde homenaje a aquellos que lucharon por una vida digna para todos los trabajadores y trabajadoras.

Entre tantas definiciones y explicaciones, nuestro economista  e investigador superior del CONICET Julio Neffa,  describe en su libro “El trabajo humano, como dimensión de la actividad física”, una forma global y cercana a mi visión sobre cómo observar el trabajo y que comparto a continuación:

El trabajo, junto con el amor y las relaciones sociales, es una de las dimensiones esenciales del ser humano y moviliza en mayor o menor medida la actividad física, involucrando primero y necesariamente al cuerpo, cuya salud requiere cuidado, mantenimiento y desarrollo.

Nuestro cuerpo a través de los sentidos capta la información del medio ambiente y de la sociedad, que luego procesamos cognitivamente para adoptar decisiones, movilizando nuestra voluntad en el acto de trabajar.

Es a través del cuerpo que trasmitimos emociones y afectos y nos relacionamos con otras personas dentro del colectivo de trabajo. El cuerpo es el soporte de la vida humana y la condición para la actividad física laboral, pero el trabajo no involucra solamente al cuerpo sino al mismo tiempo sus dimensiones psíquicas y mentales propias del ser humano. La actividad de quienes trabajan trae consigo la fatiga provocada por la carga de trabajo (física, psíquica y mental).

Si la carga global de trabajo supera las capacidades de resistencia y de adaptación de los trabajadores para hacer frente a los riesgos laborales, este desequilibrio genera dolor y sufrimiento y, a término, deteriora la salud, no sólo física, sino también psíquica y mental, porque el cuerpo les sirve de sustento.(…)

(…) Pero no hay dos personas con iguales capacidades. El trabajo con sus dimensiones físicas, psíquicas y mentales es un valor que permanece y debería constituir el centro de la vida económica y social. ¿Por qué? Por razones objetivas:

  1. El trabajo es creador porque permite producir un bien, un servicio o conocimientos que tienen existencia propia y por separado de su creador.
  2. Es una actividad socialmente necesaria para la supervivencia y reproducción de la especie humana.”

A esta teoría, me resta agregar desde mi observador que ningún empleo o trabajo, remunerado, ad honoren o voluntario, se complementa en cada individuo si el mismo no se siente realmente involucrado en la misión de la tarea.

El desarrollo de un trabajo genera reencontrarse no sólo con la valiosa identidad personal e identidad laboral de la función, aclarando que la identidad laboral posee en la actualidad una condición de plasticidad mediante la cual se adapta a las continuas transformaciones del mundo del trabajo y evoluciona con el tiempo cambiando las características de roles, funciones y posiciones desempeñados en el trabajo; sino también por una gran carga de pasión motivadora que se demuestra a través de la acción de nuestro cuerpo, lenguaje y emoción.  Entonces trabajar duro por algo que no nos interesa se llamará stress; trabajar duro por algo que amamos, se denomina pasión.   Por todo esto y mucho más… Muy feliz día del Trabajo para tod@s!!